Inicio Lifestyle Babe Didrikson Zaharias. Una leyenda del deporte femenino

Babe Didrikson Zaharias. Una leyenda del deporte femenino

Está considerada como la mejor atleta femenina de la primera mitad del SXX. Su leyenda se forjó cuando a los 45 años moría de un cáncer después de haber cosechado numerosos éxitos en varias disciplinas deportivas.

Mildred Didrikson Zaharías nacía en Port Harthur, Texas, el 26 de Junio de 1911. Era de sexta de siete hermanos y desde pequeña demostraba ya su interés por todos los deportes. Pronto se ganó el apodo de “Babe” al ser comparada con Babe Ruth cuando alcanzó cinco home runs en un partido de beisbol. Su aspecto un poco varonil y su pasión por el deporte le acarrearon muchas críticas en un momento en el que mujer y deporte no estaban muy bien considerados.

Sus primeras medallas de oro llegarían en los juegos olímpicos de los Angeles en 1932, estableciendo además los records mundiales en la tres disciplinas en las que competía: jabalina, alto de altura y 80 metros obstáculos.

También destacaría en el baloncesto femenino, convirtiéndose en una pieza angular para su equipo que ganaría el campeonato nacional los siguientes tres años.

Fue en 1933 cuando Babe comenzaría a jugar al golf. En 1935 ganaría el campeonato amateur de Texas y en 1938 se convertiría en la primera mujer en participar en el Open de los Angeles , un torneo del circuito de la PGA. Ese mismo año la deportista conocería a su marido, un competidor de lucha libre de origen griego que se convertiría también en su manager y le daría el apellido Zaharias.

Babe Zaharias se convertiría en una de las deportistas más famosas de Estados Unidos en la década de los 40 y en toda una celebridad. Un cáncer de colon acabó con su vida cuando contaba con tan sólo 45 años. Pero su legado ha seguido vivo. Se la ha considerado mejor deportista femenina del SXX y la décima de la clasificación general. Forma parte del salón de la Fama de la LGA y en Beaumont existe un museo, un campo de golf y un campeonato con su nombre.