Inicio Lifestyle Mary Kathryn “Mickey” Wright

Mary Kathryn “Mickey” Wright

Mary Kathryn “Mickey” Wright, nació en California y ya jugaba al golf a los doce años. En muy poco tiempo comenzó a ganar importantes torneos juveniles. Entre dichas victorias cabe destacar el US Junior Girls, en 1952 y el World Amateur, en 1954. Asistió a la Universidad de Stanford donde estudió psicología, pero después de jugar como amateur en el Ladies Open de 1954 en Estados Unidos, Wright decidiría que era hora de convertirse en profesional. Se unió al tour LPGA en 1955. Tardaría un año en ganar su primer torneo, el Jacksonville Open de 1956, pero a partir de ese momento nada la detendría. Ganó tres torneos cada año en 1957, 1958 y 1959, y cinco en 1960.

En 1961, ya se había convertido en una estrella del golf y tenía un torneo con su propio nombre: el Mickey Wright Invitational, que además ganaría es ese año.

Wright ganó 10 o más torneos cada año desde 1961 hasta 1964. Eso incluye sus 13 victorias en 1963. Sólo cuatro jugadoras ganaron tantos torneos en una sola temporada de la LPGA: Betsy Rawls, Kathy Whitworth, Carol Mannand Annika Sorenstam.
En total, Wright ganó 82 torneos y 13 mayors. Con tan sólo 27 años estaría en lo más alto del golf mundial. En el 69 haría su última temporada completa en el tour. Tenía algunas lesiones molestas en los pies y las muñecas y sentía la presión de haberse convertido en la estrella más grande de la LPGA. Después de 1969 jugaría pocos torneos cada año, sólo en uno superaría la cifra de diez.
Su victoria final le llegaría en 1973, y su última aparición en el Tour de la LPGA fue en 1980. Wright jugó a su manera el playoff en el Clásico de Coca-Cola de 1979 (calzando zapatillas deportivas los tres días), perdiendo finalmente ante Nancy López.

Mickey Wright es una de los golfistas más destacadas de la historia de la LPGA. Antes de la dominación de Sorenstam a partir de 2001, Wright era el golfista con más probabilidades de ser considerada la mejor jugadora en la historia del golf femenino. Muchos todavía discuten a su favor. De hecho, Ben Hogan dijo que el swing de Wright era “el mejor que había visto.”