Inicio Entrevistas Catherine Shiels capitana MARBELLA GOLF COUNTRY CLUB

Catherine Shiels capitana MARBELLA GOLF COUNTRY CLUB

Desde la primera vez que jugó al golf, Catherine se volvió adicta. Aunque nunca había practicado este deporte, ya de joven destacaba en otros. Tan grande fue su pasión que se la transmitiría a su marido y a sus dos hijos. Pero Catherine no se quedaría ahí y fundó el Women Golf Network Europe, torneo al que vienen cada año mujeres de diferentes países. Este año lo ha hecho coincidir con el Día Internacional de la Mujer, el próximo 8 de Marzo.

Cuando Catherine se hizo socia del Marbella Golf Country Club no existía grupo de mujeres. Fue ella la que, poco a poco ha formado un equipo y una liga para competir con otros campos. Hace siete años de ello y desde entonces no ha dejado su capitanía y, aunque la ha ofrecido a diferentes mujeres del grupo, nadie ha querido sustituirla al estar convencidas que no podría hacerlo mejor que ella. Además ocasionalmente hace las veces de marshall en el campo al demostrar su gran valía al haber sustituido a uno de ellos. “Me gusta hacer de marshall porque conozco a mucha gente nueva y además al final del día puedo aportar mis opiniones para mejorar. Amo este club”, asegura Catherine. Pero sin duda, lo más destacable que ha lo-grado la irlandesa ha sido fundar el “Women Golf Network Europa”, un grupo de jugadoras que viene cada año a Marbella a competir representando su país. “Me encanta porque acuden desde Suecia, Irlanda, Dinamarca, etc. Este año la cita anual será el 8 de Marzo y espero hay unas cuarenta jugado-ras de todas partes de Europa” cuenta Catherine, quien continúa: “Hasta ahora lo llevo a cabo sin sponsor, sólo con los regalos que yo misma aporto. Después de jugar hacemos una comida y entre-gamos los premios”, comenta. Pero además un domingo al mes celebra un torneo para jugadoras sin campo. “Hay muchas mujeres que están aquí y no son socias de ningún club, así en un domingo al mes juegan al golf. Muchas de ellas son principiantes y no se atreven a jugar campeonatos. Yo les digo: venid conmigo, yo también he sido principiante y yo sé cómo os sentís. Y te abres a muchas mujeres porque las que tienen un handicap bajo no quieren jugar con las novatas. Así, aunque sea una vez, al mes, tienen la oportunidad de jugar. Además me encanta que gane alguien que no haya ganado nunca otro cam-peonato antes. Eso es felicidad para mi”, cuenta la irlandesa que demuestra así su gran corazón. Casada y con dos niños, ella fue la que metió en golf en casa. Una amiga la invitó a probar en un texas scramble y, cuando descubrió que podría golpear la bola decidió que era su deporte y que lo jugaría con la izquierda. Tras retirarse de su tra-bajo como agente inmobiliario decidió que quería seguir haciendo algo y por ello, aunque la capitanía le da mucho trabajo, se siente muy satisfecha: “no gano nada organizando torneos, pero soy feliz cuando alguien se esta divirtiendo con ello”.

Son ya veinte los años que vive en España, donde vino con su familia a probar seis meses. Desde el primer momento supieron que La Costa del Sol era su lugar. Al Marbella Golf Country Club se sumaría después, pero asegura estar comple-tamente enamorada del club: “es mi segunda casa. Adoro el club y sobre todo, la gente del club, el personal, lo socios….abres la puerta y te sientes como en casa”, asegura Catherine quien además afirma que el campo, por su configuración y cam-bios de tee y banderas es un reto diferente y exci-tante cada día.