Inicio Lifestyle ¿Es el golf un deporte adecuado para los niños?

¿Es el golf un deporte adecuado para los niños?

César Lázaro. Psicosol Marbella.

La práctica deportiva es imprescindible para un desarrollo equilibrado de las capacidades mentales y físicas. En los jóvenes, esta práctica es tan importante o más que en los adultos. ¿Resulta el golf un deporte idóneo para las menores de edad?

Uno de los ingredientes que convierte al golf en un deporte adecuado para los niños y jóvenes se refiere al desarrollo de la motricidad. Un buen swing requiere el aprendizaje de una serie de movimientos encadenados de gran precisión. Con la práctica del golf, los niños adquieren habilidades motrices, fortalecen sus músculos, mejoran su tono muscular, potencian la coordinación ojo- mano, realizan estiramientos, etc.
Otro aspecto interesante para la juventud está más relacionado con la atención, la concentración, la capacidad de abstracción y la orientación. Todas estas capacidades son fundamentales para los jóvenes: sin atención, concentración y abstracción sus golpes no serán precisos, se distraerán con facilidad y no lograrán realizar recorridos satisfactorios. La orientación en el golf juega también un papel fundamental, al necesitarla para ubicarse en el campo, medir mentalmente distancias, visualizar pendientes en el green… En definitiva, al practicar golf, los jóvenes adquieren y mejoran unas competencias mentales que les van a servir en el golf, pero también en su día a día personal y escolar. Por ejemplo, la atención, la concentración y la abstracción resultan imprescindibles para seguir las lecciones escolares, fomentar la comprensión y memorización, y son garantía de mejores notas. La orientación a su vez mejora las aptitudes espaciales también en la práctica de algunas materias, como las asignaturas artísticas o deportivas. El golf es por todo esto, un deporte que mejora las aptitudes escolares.

El golf es un deporte, que implica ganar o perder. Pero lo más interesante del golf frente a otros deportes es, que el jugador juega especialmente contra sí mismo más que contra los demás. En esto es similar a los deportes individuales como el atletismo o el tenis. El deseo de autosuperación, de mejora personal, de esforzarse para lograr buenos resultados y de hacer las cosas correctamente por y para uno mismo son muy importantes para el crecimiento personal. Peso a diferencia del atletismo o del tenis, el golf supone mucha capacidad de adaptación: cada hoyo presenta sus peculiaridades, es necesario adquirir una adecuada estrategia, se precisa paciencia y a la vez adecuadas capacidades perceptivas. En numerosos aspectos el golf es superior a otros deportes individuales.

Pero, además, dada la posibilidad de crearse equipos, de competir y participar con otras personas, se convierte en parte en un deporte de equipo. Eso supone que debe existir capacidad de sacrificio personal por el beneficio grupal, capacidad de negociación y buenas habilidades sociales: asertividad, empatía, etc.

El golf es, para los niños y jóvenes, un deporte completo y equilibrado, que desarrolla capacidades físicas, mentales y sociales. Es un gran deporte.