Inicio Entrevistas Laura Gómez Ruiz

Laura Gómez Ruiz

Para Laura el 2020 es un año de retos. Tras conseguir su tarjeta para el Ladies European Tour se enfrenta a una temporada con 26 torneos y miles de kilómetros, pero con la ilusión de hacer por fin lo que desde niña ha soñado. Contará con el apoyo de las compatriotas con las que viaja y en la maleta llevará siempre el apoyo de su padre, quien además es su coach. Su único objetivo esta temporada es forjarse como jugadora de golf, coger confianza y mantener la tarjeta. Fan incondicional de Azahara Muñoz, Laura sale también de la cantera del Real Club de Golf Guadalmina.

Fotografias: Fredy Torra

Nombrada “Jugadora del año” en el Santander Golf Tour, Laura Gómez ha sido una de las cinco nuevas jugadoras que lograría su tarjeta del LET sin tener que pasar por la escuela. Tras formarse en Administración y Dirección de Empresas en Virginia con una beca de golf, la joven malagueña se siente preparada para dar el salto al gran tour europeo. Para ella, este circuito ha mejorado mucho y le ofrece el escenario perfecto para su gran puesta de largo: “ahora mismo estoy muy contenta con el europeo, que se llama así, pero viaja fuera de Europa y voy a conocer todo el mundo”, asegura emocionada, pese a que no descarta pasarse al circuito americano más adelante: “el tour americano me apetecía mucho, pero ahora mismo quiero centrarme en el europeo y coger confianza porque creo que en América, hay más nivel y mayor competitividad. Acostumbrada a tener psicólogo, coach, entrenador personal y nutricionista, Laura debe ahora enfrentarse sola a sus torneos, pero asegura contar con mucha formación porque “con ellos ya lo aprendí todo: como de todo y como sano, evito comida rápida. Lo bueno es que en los viajes alquilamos casa y entonces cocinamos y las golfistas nos cuidamos mucho. Así que mucha verdura. Además Azahara me ha dado unas tablas de entrenamiento para que yo pueda hacer en el gimnasio y me está yendo bastante bien”, nos desvela Laura.

Con una personalidad sociable y una gran sonrisa, Laura es muy querida por sus compañeras: “me llevo bien con todas. No me gusta ser una persona solitaria, nunca viajo sola. Me gusta estar en grupo, siempre me siento en la mesa que haya más gente, así me hago amiga de todas”. Esta temporada serán Noemí Jiménez, Carmen Alonso y María Hernández sus compañeras de viaje. Junto a ellas se enfrenará a las 30 semanas que va a pasar fuera de casa: “voy a jugar todos los torneos en los que entre. Me apetece mucho viajar, conocer gente nueva y jugar en campos que no haya jugado nunca”. Laura Gómez nace en una familia apasionada del golf. Su padre, profesional y profesor en la Academia de Guadalmina fue quien enseñó a jugar a Laura y a su hermano y, pese que al principio no lo entusiasmó, a los ocho años comenzó a demostrar sus facultades. Entonces se sumaría su madre y ahora “en reuniones familiares sólo se habla de golf”, dice entre risas. Pero sería Azahara Muñoz quien alentaría a los hermanos a cruzar el charco: “Azahara siempre ha sido mi ejemplo a seguir, la tengo en un pedestal. Verla ir a América y ganar tantos torneos…eso a mí me motivó. Y a mi hermano también. El era mucho mejor que yo. Decidió ir y yo lo seguí. Además, me gustaba la idea de estudiar en Estados Unidos”.

El juego largo en es punto fuerte de Laura: “soy buena en el driver, maderas y hierros. No tengo la misma confianza en el approach. El putt, un día bien y un día mal,” y segura que prefiere jugar en campos nuevos: “creo que se me da bien no conocer los campos porque no conozco los peligros. Yo eso lo veo como una ventaja para mí porque pienso menos en los fallos. Yo en Guadalmina, en casa, nunca juego espectacular”, asegura Laura. Su sueño es algún día llegar a “competir en unos Juegos Olímpicos o en una Solheim” y aunque de momento tiene como próximo objetivo mantener su tarjeta y quedar en un buen puesto sólo ve su futuro en el campo de golf: “no sé cómo ni dónde pero jugando al golf, seguro”.