Inicio Actualidad Gran victoria Europea en la Solheim Cup de Gleneagles

Gran victoria Europea en la Solheim Cup de Gleneagles

La emoción se mantuvo hasta la última partida de la jornada. Fue el putt de Suzane Pettersen en el hoyo 18 el que inclinaría finalmente la balanza a favor de Europa, con 14 y medio puntos frente a los 13 y medio de USA. Esta ha sido la Solheim Cup más reñida de la historia pero ha conseguido romper la racha ganadora del equipo americano, que se frotaba las manos esperando su tercera victoria tras el resultado del partido de  Anne Van Dam. La capitana europea Catriona Matthew no podía estar más orgullosa de un equipo que ha conseguido devolver el trofeo a la cuna del golf y afirmaba que había sido el mejor momento de su carrera. 

La jornada comenzaba muy bien, la primera partida que enfrentaba a la española Carlota Ciganda y Danielle Kang ha presagiaba que iba a ser un día de muchos altibajos y emociones. Finalmente se saldó con la victoria de la navarra en el último hoyo. Detrás de ella, el equipo europeo se rendiría ante la pequeña de las hermanas Korda, que con una gran remontada, dio la vuelta al marcador. La hermana mayor también puntuaría para América, superando a Caroline Masson. Georgia Hall y Celine Boutier sumaban dos puntos más para el equipo europeo, quedando además invitas en esta Solheim Cup. La malagueña Azahara Muñoz luchó hasta el final contra una Angel Yin que salió al campo con muchísimo hambre y se adelantaba en los primeros hoyos. Finalmente el punto subía al marcador americano.

Charley Hull acabaría empatando al perder el hoyo 18, lo que dio esperanzas al equipo americano ya que también Lizette Salas y Britany Altomare ganaban sendos partidos. Las americanas se veían con el trofeo en sus manos ya que a falta de tres partidos sólo necesitaban medio punto y todo parecía su favor.

Bronte Law conseguiría meter un putt de birdie en el 16 y ganar el 17, lo que devolvía las esperanzas al equipo europeo. Todo el equipo quedaba en manos de Suzanne Petersen, que llegaba al green del 18 empatada con Marina Allen. Un putt prodigioso de la noruega hacía saltar todo el equipo europeo al campo. La elección de la jugadora que al final nos daría la victoria había conllevado cierta polémica. Su ausencia en el golf profesional por su reciente maternidad hacía que la decisión de incluirla en el equipo había generado sorpresas y dudas. Finalmente la capitana demostraba así una gran valentía y conocimiento de sus jugadoras. Aseguraba  que este «había sido el mejor momento de su carrera al haber ganado en su tierra el evento deportivo femenino más importante del mundo . Las jugadoras emocionadas coincidían en las mismas palabras: «ha sido un sueño hecho realidad».

La próxima cita de la Solheim Cup es en 2021 en Toledo, Ohio. Será en el  Inverness Club,  que ya he sido sede de US Open y del PGA Championship donde las europeas lucharán para quedarse con la codiciada copa de cristal.